Caso Lush, la empresa que demuestra estar por encima de las redes sociales

Caso Lush, la empresa que demuestra estar por encima de las redes sociales

Investigando por las profundidades de Internet, una nueva noticia nos sorprendió: Lush, la empresa de cosmética natural, cruetly free y de productos hechos a mano, ha decidido cerrar todos sus perfiles en redes sociales en Inglaterra. En primera instancia, podría parecer que se trata de una consecuencia indirecta del Brexit, cuya resolución se ha aplazado de nuevo hasta el 31 de octubre. Pero nada más lejos de la realidad.

La empresa curiosamente británica, ha decidido dar por finalizada la presencia en redes sociales, un aspecto básico y fundamental para cualquier compañía que quiera potenciar su presencia en el siglo XXI. Aunque hace unos meses ya analizamos el caso de Apple que, aún contando con una gran audiencia y muy fidelizada, carece de perfiles en redes sociales.

Según el comunicado realizado desde la propia empresa, las razones no tienen mucho que ver con las de la tecnológica americana.

Y es que desde hace un par de años el tema de los algoritmos que utilizan los medios sociales se está convirtiendo en un auténtico quebradero de cabeza para los gestores de las comunidades de las marcas. Esta es la principal razón que ha llevado a Lush a apostar por otras vías para dar a conocer sus novedades y su branding.

Con unos datos con los que muchos sólo pueden soñar, casi 1,2 millones de seguidores entre Facebook, Twitter e Instagram, la compañía dio a conocer la decisión mediante su cuenta de Twitter de Reino Unido donde explicó: “Nos cambiamos a lo social. Cada vez más, las redes sociales hacen que sea más difícil hablar directamente entre nosotros. Estamos cansados de luchar con algoritmos y no queremos pagar para aparecer en su suministro de noticias. Así que decidimos que es hora de despedirnos de algunos de nuestros canales sociales y abrir la conversación entre ustedes y nosotros en su lugar”.

Por lo tanto, y en base a las declaraciones que han realizado, los usuarios solo podrán contactar con Lush mediante el chat de la página web, la propia página, el correo electrónico y el teléfono.

Actualmente, las redes sociales de la compañía en España siguen abiertas y con actividad por lo que no se sabe si la decisión se ha tomado desde la matriz hacia todos los demás países o si solo es una medida residual con la que generar ruido.

Esta orden nos hace cuestionarnos cosas tan básicas como, ¿la razón de las redes sociales no era exactamente tener un espacio de conversación con la comunidad que se está creando? La decisión de Lush rompe completamente con la filosofía y la razón de ser de estas herramientas ya que, aunque el usuario puede seguir poniéndose en contacto con la marca (en el punto en el que estamos, faltaría más), no pueden hacerlo de manera pública. Por tanto, esta opción ¿no puede ser también para erradicar a los detractores de la marca? Hay que recordar que el branding de Lush es muy potente tanto para los empleados como para los usuarios. Una pata muy importante ha caído y ahora solo nos queda ver qué canales más “sociales”, como comentaban, son los que más les convencen.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.