Claves semanales de los mercados

Claves semanales de los mercados

Para esta semana nos enfrentamos a riesgos bajos y bolsas al alza aunque entre marzo y abril los valores pueden presentar signos de agotamiento.

Los riesgos son bajos porque las variables que determinan el comportamiento del mercado están presentando un enfoque más constructivo. Desde el punto de vista comercial, China está más dispuesta a cerrar el acuerdo mientras que desde Estados Unidos, el presidente Donald Trump quiere salir reelegido y le conviene tener vivo tanto este asunto como el de Corea del Norte para hacerse necesario. Por lo tanto, este asunto continuará avanzando despacio. El país asiático tomó la semana pasada la decisión de bajar los impuestos, una medida que no es sana para el largo plazo aunque en el corto sí porque ha reforzado el fondo del mercado.

También es verdad que hay otros riesgos a la baja como el Brexit a quien casi nadie hace caso porque da la sensación de que ni si quiera ellos mismos saben lo que están haciendo. Es por esto que cada día este factor que ya no tiene capacidad para hacerle daño al mercado.

Como tercera variable de riesgo que está mejorando es la macroeconomía europea que muestra signos de tocar fondo y empezar a rebotar. La semana pasada hemos tenido una producción en Europa de 1.4 mientras que las previsiones eran del 1.0. Este dato que venía de negativo puede hacer ver que tal vez la macroeconomía europea se está estabilizando.

Esto sería importante porque con la situación de la crisis comercial entre las dos grandes economías tensa, el Brexit con muy poca importancia y la macroeconomía europea teniendo a ceder un poco.

Datos relevantes de la semana

Para esta semana tenemos algunos datos europeos que se relacionan con esta sensación de que la macroeconomía ha tocado fondo y se recupera así como el CIU alemán que está en -13,4 y, aunque no va a pasar a positivo, se espera que crezca hasta el -11. Desde octubre cuando marco casi -25 han mejorado los datos.

El viernes conoceremos los PMI, indicadores intermedios de actividad, entre los que destaca el manufacturero que está en 43,3 y se espera que vaya a 49,5 lo que sería mejorar un poquito aun sabiendo que está en zona de contracción, lo cual es peligroso. De darse esta situación, estaríamos frente al primer rebote de los últimos siete meses y haría que Europa empieza a revertir en la parte manufacturera hacia la zona de expansión económica otra vez después de haber pasado por la contracción. Esto será bastante importante y estos dos datos pueden ayudar un poco.

A finales de la semana y ya fuera de mercado, puede que S&P mejore el rating de España que ahora mismo se sitúa en el A- con perspectiva positiva y se subiría solo a A, aunque no influirá en esta semana.

Las ventas de coches redujeron sus caídas desde el -4,6% hasta el -1,0. Los pedidos industriales mejoraron desde el -4,7% hasta el -1,2, lo que produjo que las bolsas europeas rebotasen el viernes un 1,0%.

En el lado americano tenemos a la Reserva Federal que en su diagrama de puntos va a mostrar el cambio de parecer de muchos consejeros que decían que se iban a producir subidas y ya no lo van a declarar. Además, los tipos se van a mantener.

Junto a una expectativa de Brexit que cada vez da menos miedo, las próximas votaciones se producirán el miércoles y el jueves pero van hacia una extensión de plazos que puede ser más o menos larga o confusa. El mercado no le va a prestar tanta importancia.

Por lo tanto, los riesgos están a la baja, bolsas muy soportadas y que rebotan a la menor oportunidad. Esto se va a dilatar en el tiempo aunque no se sabe cuánto va a durar la situación porque entramos en zona de agotamiento.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.